Como una novela

Como un novela, el anti manual literario escrito por Danniel Pennac (Casablanca, 1944) es un libro pequeño pero con mucho contenido. No puede ser calificado de ensayo pero tampoco de novela o cuento. Constituye un anti manual literario porque incita a la lectura sin decirte que leas. Libertad es lo que debe dominar en la lectura, nos dice Pennac: si no te gusta un libro (aunque sea una obra maestra) déjalo, sáltate páginas, tíralo por ahí y olvídalo. La lectura debe ser un placer y no un castigo.

Con un estilo llano, sin caer en tecnicismos ni en consejos de sabio, Pennac transmite el amor hacia la lectura a través de las páginas.  Comienza la historia con un chico que no quiere leer y sus padres, empeñados en que lea, prácticamente le obligan.  Recuerda  a las lecturas del instituto cuando los profesores mandan libros que no interesan al alumno y obligado  tiene que leer esas páginas que más que un placer son un castigo. De esa manera se nos impone la literatura, a golpes.  Luces encendidas por la noche leyendo a no sé qué autor medieval. El sueño llega y la única opción es bajarse un resumen de internet y aprobar el examen. No se puede ofrecer a los alumnos algo aburrido. Seguramente  el Arcipreste de Hita sea mejor escritor que Verne, Salgari o Stevenson , pero sus obras, por muy buenas que sean, no son atractivas para los niños y adolescentes.

A lo largo del libro analiza fenómenos como la televisión, la pedagogía y el rechazo generalizado hacia la lectura. Quizá lo más interesante del libro sea la enumeración de los derechos del lector que hace al final y que pueden tomarse a modo de resumen.

1.- El derecho a no leer.

2.- El derecho a saltarnos páginas.

3.- el derecho a no terminar un libro.

4.- El derecho a releer

5.- El derecho a leer cualquier cosa.

6.- El derecho al bovarismo (estado de insatisfacción crónica de una persona).

7.- El derecho a leer en cualquier sitio.

8.- El derecho a hojear.

9.- El derecho a leer en voz alta.

10.- El derecho a callarnos.

Anuncios